Blogia
LETRAS NÓMADAS

La casa del mirador ciego

La casa del mirador ciego

Mi última lectura completada es la novela nórdica La casa del mirador ciego, cuya autora es Herbjørg Wassmo, una de las más importantes narradoras de Noruega. Esta obra se publicó en su país en 1981 (primera parte de la Trilogía de Tora y primera novela de Wassmo) y ahora, años después, llega a España (2010 en Nørdicalibros).

Ambientada en la época de posguerra (de la Segunda Guerra Mundial), la protagonista de la obra es Tora, una niña descendiente de un soldado alemán, pero que vive con su madre y su padrastro, un personaje con problemas de alcoholismo que cometerá abusos con Tora. Es el abuso precisamente un tema central que podremos vislumbrar en la narración, sin llegar a predominar, en absoluto, las escenas de la novela. Pese a ello es una lectura dura y en la que conviven angustias y momentos difíciles y arriesgados con otras escenas de inocente infancia y juegos familares y amistosos que se dibujan en estos difíciles años de posguerra.

La narración avanza con un lenguaje lírico y literario que nos ofrece bellos cuadros que contemplar junto a la dura historia de la que se nos hace partícipes. Las escenas cotidianas se suceden combinadas con un magistral lenguaje poético que va circulando a lo largo de la novela. Es este uno de los puntos de la novela que más disfruté y que más me ha gustado, además de los planteamientos que la historia nos brinda y que vuelve a cuestionar los valores de la humanidad a través de esta ficción que podría en verdad corresponderse con otras cuantas historias de la realidad.

Una parte de la contraportada del libro nos explica lo siguiente:

"Esta novela narra, con la sencillez característica de la mejor literatura nórdica, la vida de Tora, una niña nacida de la relación de una noruega y un soldado alemán durante la ocupación. Su infancia transcurre en un pequeño pueblo de Noruega, en la casa que da título al libro, donde sufrirá, por una parte, la ausencia de una madre con demasiadas ocupaciones y, por otra, los abusos de su padrastro. A pesar de toda esta hostilidad, Tora tiene las ilusiones propias de una niña de su edad, y gracias al cariño y la fuerza de su tía Rakel irá creciendo.

Más allá de narrar la adolescencia de Tora, Wassmo nos plantea, desde la mirada de una mujer, una cuestión universal: el miedo, la vergüenza y el sentimiento de culpa que siente la víctima de una situación de abuso. Es una historia que irremediablemente nos llega al corazón, hace que nos sintamos cómplices de esta niña y quedemos expectantes de saber cómo será su vida".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres