Blogia
LETRAS NÓMADAS

Hacer a alguien un hijo de madera

Expresión con dos vertientes... y además, opuestas entre sí: hacer a alguien un hijo de madera. La primera vez que la escuché fue hace escasas semanas en boca de un compañero de piso. La segunda, hace pocos días en boca de un amigo mío, pero todos los demás del entorno mostramos la misma sorpresa y desconocimiento ante su expresión. Ellos dos aplicaban el sentido de hacer un favor. Sin embargo, a algunos no nos ha dejado de resultar extraño. E indagando un poco por la red en busca de su uso, descubrimos algo nuevo. En principio, comentar que la expresión no está recogida en ningún diccionario, de modo que había que fiarse de lo hallado a través de las redes de los buscadores. Muy pocas páginas lo aplicaban en el mismo sentido que mis compañeros; la mayoría lo hacían para expresar "hacer una faena", que pienso que ha de ser seguramente su sentido originario. ¿Qué sentido tendría tener un hijo de madera? Sería como una especie de hijo muerto, algo sin vida que nada nos puede aportar. Probablemente el sentido de "hacer un favor" sea una derivación posterior, quién sabe por qué. Pero quizá sea interesante conocer esta doble interpretación para evitar malentendidos en un futuro.

Ejemplo:

-¿Te importa que me pase por tu casa mañana por la tarde?

-Pues me harías un hijo de madera [sentido del emisor: me harías un gran favor]

-Vale no pretendía molestar, adiós.  [interpretación del receptor: me harías una auténtica faena si lo hicieras].

Simple y escueto, sí, pero tal vez sirva para hacerse una pequeña idea. Especialmente si la comunicación es escrita habrá más posibilidades de malinterpretaciones. Cuidado con este tipo de frases hechas que nos pueden confundir. Desde luego, las letras a veces son extremadamente nómadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Kas -

Por lo que tengo entendido hacer un hijo de madera es hacerle algo malo a alguien y por lo que sé, viene de los tiempos mitológicos en los que las brujas iban a la casa donde alguna chica hubiese tenido un hijo recién nacido y durante la noche, la bruja se colaba dentro y le cambiaba el niño por un muñeco de madera, de ahí la expresión, le hizo un hijo de madera

Roberto -

encontré esto en web "diccionario de ajedrez"

Hacer un hijo: Destrozar la posición adversaria, sinónimo de hacer un
dibujo. Obsérvese que se puede hacer un hijo de madera, hacer un hijo de
plástico, etc. según el material con el que estén hechas las piezas.

Sara -

En mi entorno (gente joven) se dice frecuentemente esta expresión y todo el mundo la utiliza como "hacer un favor", en cambio mis padres entienden la expresión (y alguna vez se lo he oido decir) como "hacer una putada". Personalmente pienso que el significado real es el segundo, pues como dices tú, un hijo de madera no es algo positivo (aunque te ahorres el cuidarle y darle de comer...). Es lo que tiene la evolución del lenguaje, que está a merced de sus usuarios, sea cual sea la consideración que tengan por ella... Yo por el momento, con que se ecriba con todas las letra, acentos y signos de puntuación me conformo. A partír de ahí ya se verá...

Annula -

Cierto, al expresarnos por escrito conviene tener bastante tacto, pues al no adivinarse el tono con que se expresa, pueden surgir pequeños problemas de entendimiento, jeje. ¡Saludetes!

israel -

Las lenguas están vivas y nos la pueden jugar en cualquier momento. Supongo que hay muchos ejemplos, aunque no se me ocurre ninguno más de clara confusión.
Personalmente utilizo términos canarios despectivos como "mago", "guanajo" y "machango" de manera cariñosa. Lo positivo es que en realidad, en mi entorno habitual, la gente lo entiende más por la entonación o gestos que por la palabra en sí. El problema puede resultar al ponerlo por escrito, como bien dices.

Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres