Blogia
LETRAS NÓMADAS

Lo que me estaba perdiendo

Hay que ver lo que me estaba perdiendo. Hace algunos días fui a visitar a un amigo de Colmenar de Oreja (Madrid), y, conociendo su pueblo, conocí también, de la forma más insospechada, a un interesante artista. Quién me lo iba a decir, que en un tranquilo paseo rural con un amigo iba a llegar a un museo de lo más interesante. Se trata del Museo de Ulpiano Checa, un ilustre pintor de esta localidad madrileña, tristemente desconocido para el público general, a la par que internacional. Vivió entre 1860 y 1916, y su producción pictórica es amplia y diversa. Se formó en la Real Academia de San Fernando de Madrid, y en 1880 participó en la fundación del Círculo de Bellas Artes. Fijó su residencia en Francia, al casarse con una francesa, en 1890, año en que también obtuvo la tercera medalla en el Salón de París con su obra Carrera de Carros Romanos.

                                         Carrera de carros romanos

Es Ulpiano un pintor viajero, lo cual se refleja a la perfección en su obra. De hecho, en su Museo podemos ver seis salas, que son las siguientes:

Sala 1: Colmenar de Oreja

Sala 2: Mundo romano

Sala 3: América

Sala 4: África

Sala 5: España

Sala 6: Francia

Asimismo, trabajó distintos géneros de la pintura: retratos, pintura costumbrista, cuadros impresionistas, expresionistas... Es un artista integrador, logra fundir en su obra los hallazgos y los conceptos de todos los "ismos" de aquella época de vanguardia.

La literatura y la música son constante inspiración para él. En el cuadro ya mostrado de la carrera de carros, expone un pasaje de la novela Ben-hur. Y más tarde, inspirado en la novela de Bulwer-Lytton, realizó Los últimos días de Pompeya (medalla de oro en la exposición universal de 1990).

Los últimos días de Pompeya

En general, se puede decir que representa escenas muy narrativas, con minuciosos detalles, con una perspectiva muy bien trabajada. Sus escenas nos recuerdan a las del cine. Fíjense  a continuación en esta representación tan magistral de la naumaquia:

La naumaquia

Y ahora, la representación de una fantasía árabe, de las cuales hay varias muestras, pero la siguiente es bastante significativa:

Fantasía árabe

Pero no sólo pintó, también esculpió.

Escultura de Ulpiano Checa

Y algunas obras de su producción las podemos ver en otros museos a lo largo del mundo, incluyendo el Museo del Prado, el Thyssen, el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, la Academia Española de Bellas Artes de Roma, y por supuesto en Francia también hay algunas muestras.

Y con esta, por hoy, me voy galopando:

caballos desbocados

Curiosidad aparte, Colmenar de Oreja es un pueblo del sureste de la Comunidad de Madrid, que linda con la provincia de Toledo. Hoy nadie lo diría, pero durante buena parte del siglo XIX e incluso del XX, era la tercera población en número de toda la Comunidad. Conserva buena parte de su esencia de pueblo típico madrileño, incluso su Plaza Mayor (no tan grande ni importante como la de su vecino Chinchón, pero en la misma línea). Hasta pronto.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres