Blogia
LETRAS NÓMADAS

Ya ha llegado Tía Lucía

Ya ha llegado Tía Lucía

¡Por fin ya ha llegado, ya está aquí con nosotros! Tras dos largos años de espera, y siete sin disco nuevo de la banda, Danza Invisible ha vuelto a aparecer en el mercado (que no en los escenarios, de donde nunca han desaparecido) con su última grabación, "Tía Lucía". Ese era el nombre de la pizzería de Torremolinos en la que se juntaban tras los ensayos a mediados de los ochenta, y en ella sonaban temas como los aquí versionados. Pues sí, han hecho un disco de versiones (los que seguimos al grupo ya sabemos lo bien que se les da esto). Es algo que ya intentaron en 1998, pero que no terminó de completarse y además no tuvieron un hilo conductor: esta vez sí, se han fijado en la radio de los 80 y aprovechan para hacer una reivindicación de su valor. Ciertamente en aquella época podía sonar en la radio tanto lo más comercial como lo no tan comercial (bueno, no he vivido mucho los ochenta, pero a comienzos de los noventa creo que aún pervivía algo de ese espíritu), y convivían diversos climas en los medios de comunicación. Estoy de acuerdo con su idea, hace tiempo que dejé de escucharla porque me hartaba de escuchar siempre las cuatro mismas canciones dando la vuelta todo el día. ¿Qué pasa, que sólo hay cuatro artistas en todo el mundo? Mira que me gusta mucho la música y escuchar de muy diversos tipos, y me da igual si es comercial o no, pero estar siempre con lo mismo me aburre. Con la de cosas interesantes que nos podrían enseñar... Y de la tele ya ni hablemos. Creo que los medios de comunicación, que en principio me parece que están dirigidos a todo el público, podrían ofrecer canciones para todo tipo de público, ¿no?. Porque canciones y artistas, desde luego y afortunadamente, ¡no faltan! En fin, es sólo una reflexión en torno a la idea del disco, con la que coincido.

En fin, que el disco lo tenían proyectado inicialmente para tenerlo listo en 2008. Finalmente les ha llevado más tiempo, es complicado esto de las versiones, conseguir los permisos necesarios, los trámites que siempre van tan lentos... muchas han sido descartadas por permisos denegados, fundamentalmente porque algunos no quieren que sus canciones suenen en otros idiomas (como por ejemplo, Bruce Springsteen, como comentó en su momento el cantante Javier Ojeda en su web).

Seguramente no se pudieron imaginar que una de sus versiones serviría de homenaje póstumo a Michael Jackson, "La condición humana", que grabaron precisamente unos días antes de que el rey del pop falleciera. Es todo una osadía atreverse con una versión de Michael, estos chicos apuestan fuerte, y a mí personalmente me ha gustado mucho el resultado. Me gusta que el artista sepa llevarse a su terreno la canción, sonando al artista que versiona, al tiempo que evoca claramente la original, creo que es lo suyo, o lo que me gusta al menos a mí de una versión. Para hacer una copia exacta y fiel, aunque con otra voz (obvio) ¿para qué versionar?

"You got it", de Roy Orbison, en español, suena también de fábula. Y el "Tristeza de amor" de Hilario Camacho gana mucho con la voz de Javier Ojeda, que le pone una fuerza y una pasión tremendas.

En fin, distintas canciones de los ochenta, que nos evocan aquella atmósfera, aquella década, y suenan completamente a Danza Invisible. Lo bueno se ha hecho esperar... y si tanto se ha hecho esperar, es que es muy bueno. Bravo por los resultados.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres